NOTICIAS

Chatter Box: Joan Jou, Living This Bike Life

GreenlandMX es conocido como uno de los mayoristas más especializados en motocicletas Off Road en Europa. Su tienda online ofrece un impresionante catálogo de marcas de la más alta calidad en la industria, ¡con el mejor precio! La compañía tiene una experiencia de más de 15 años en el mundo del comercio electrónico en Internet y ahora se ha convertido en la compañía de referencia para los clientes europeos. ¡Visita GreenlandMX.es para ver su impresionante gama de productos!

Sigue a MX Vice España en Instagram

Joan Jou, o Jouee para los amigos, una cara conocida y amable de los circuitos de motocross. Pocos saben que sus inícios se forjaron en el enduro, llegando a representar a España en varios ISDE. Hoy en día la vida de Joan se divide entre sus instalaciones de Living This Bike Life y los circuitos de MX donde suele rodar con sus amigos los integrantes del Team Sundays, las risas están aseguradas con ellos, os lo podemos asegurar. Nos hemos sentado con Joan para que nos cuente un poco más acerca de su rol de empresario al mando de Living, que, por si no los conocías, son una empresa dedicada al diseño gráfico, adhesivos de moto, merchandising y pintura de cascos customizada bajo demanda. Entra en el mundo de Jouee, te va a gustar.

MX Vice: Joan Jou, a día de hoy la cara visible de Living This Bike Life, pero hay más detrás de esta figura, cuéntanos un poco tu background como piloto, tu papel en el enduro con Yamaha Ausió o tu rol de test rider.

Joan Jou: En casa ya había una gran afición por las motos, mi padre había corrido en Motocross, en el campeonato de España de Motocross Junior por lo que yo estaba acostumbrado a estar entre motos. A eso de los 7 u 8 años ya estaba pidiendo moto, pero esta se demoró hasta los 9. Recuerdo que me hacía mis circuitos al lado de casa, me construía saltos y rodaba ahí con la bici. A pesar de no tener moto, yo ya seguía el mundillo y me pasaba horas viendo las motos en las revistas. Es curioso porque yo ya en esa época era muy crítico con lo que veía y mentalmente realizaba cambios en las motos, cambiaba los colores o les “ponía” piezas de otras motos que pensaba que quedarían mejor.

Finalmente, a los 9 años, la moto llegó y comencé a aprender a montar. Un día mis padres decidieron llevarme a una excursión de motos para que aprendiera más entre chicos de mi edad y resultó ser una carrera, nos equivocamos y ahí estaba yo, en mi pimera carrera sin tener ni idea de qué iba el rollo. El tema es que no se me dió mal, así que decidimos repetir la experiencia. Básicamente eran enduros para niños, nos metimos a competir en el campeonato de Cataluña de niños en enduro, también hicimos algún motocross, aunque me daba bastante respeto al principio. Poco a poco la cosa fue más en serio.

A los 16 años, creo, y si la memoria no me falla, conseguí ser campeón de España de enduro Junior, a los 18 entré en el equipo de la Federación, con los que hice dos mundiales seguidos sobre una KTM, competí en algunos ISDE, consiguiendo un tercero en Nueva Zelanda, con el equipo de Trofeo. Recuerdo que éramos Ivan [Cervantes], Oriol [Mena], [Xavi] Galindo, Xacob [Agra], Cris (Guerrero) y yo, creo. Todo esto al final suma muchos años metido en el mundillo, empapado en ello, arriba y abajo. Adquirí mucha experiencia y conocimiento del medio así como la oportunidad de conocer a mucha gente, alguna de la cual luego ha resultado vital para la creación de Living This Bike Life.

Lo cierto es que esto, a mi nivel, compitiendo en el campeonato de España de enduro, no tiene mucha salida, no ganas dinero, te cuesta, más o menos, pero te cuesta dinero. Yo por aquél entonces tendría unos 25 años y ya comenzaba a plantearme qué hacer con mi vida, necesitaba ganar dinero y el enduro en activo no me lo daba. Finalmente ya dejé la competición en activo y me centré en otras cosas, a pesar de nunca haber corrido para Cesc Ausió, sí que la había tenido con Yamaha a través del equipo de Oriol Pons, y se me presentó la oportunidad de ser coordinador del equipo de enduro de Yamaha España con Cesc Ausió, donde aprendí y disfruté mucho. Aparte de esto, he trabajado para Pep Vila como instructor de Land Rover, he sido también instructor en los cursos de Polea, test rider en Motos.net.. un poco de todo, pero siempre relacionado siempre con el off road.

A todo esto hay que decir que yo estudié diseño gráfico coincidiendo con mis primeros años en la federación, lo cierto es que era muy complicado de compaginar con las carreras del mundial y demás, pero es lo que me dió la base de lo que tengo hoy en día. Si sumas mis conocimientos de diseño gráfico con toda la experiencia ganada en el enduro y todo lo que he hecho a nivel off road, si lo metes todo en una batidora, ahí tienes el resultado,

Un buen día decides que has quemado una etapa y te planteas abrir este negocio. ¿Qué te impulsa a tomar esta decisión?

No se trata de una decisión que me sobreviene de la noche a la mañana, se trata de algo que fue muy progresivo. Dedicaba mi vida plenamente a entrenar y competir, pero como sabes, llegas a un punto en el que ya necesitas plantearte qué hacer con tu vida, evidentemente necesitas ganar dinero para vivir. Poco a poco fuí metiéndome en tema de trabajo, diseño, cursos, test rider, estuve colaborando en la gestión del trazado de Castellolí en Cataluña , que por esa época lo llevaba Pato Tarradas de Polea SX, aunque eso ya te lo he comentado antes. En el tema del diseño encontré algo que me gustaba y comencé a diseñar kits, unos kits que diseñaba yo pero que producía fuera de mis instalaciones, a diferencia de hoy que todo se hace in-house, la cosa fue creciendo, tenía muchas ideas y poco a poco fuí haciendo más y más hasta el punto en el que me monté ya una página en internet donde vendía kits y algo de merchandising, nada del otro mundo, pero esto fue lo que forjó la base de lo que es hoy Living This Bike Life.

Y decides abrir Living This Bike Life… ¿Cómo es la transición de piloto a empresario? ¿Qué es lo que más te costó al principio? ¿Con quien pudiste contar?

Lo cierto es que poco a poco la cosa fue creciendo y me dí cuenta de que esto me podía permitir ganarme la vida. Podía reorientar mi vida. Mi familia tiene un negocio familiar, se dedica al sector metalúrgico, algo que levantó mi abuelo y que mi padre ha continuado, eso siempre estaría ahí, pero lo cierto es que meterme en ello me habria supuesto meterme en algo que no sentía, aparte de una gran responsabilidad, pero era algo que, además, no me atraía. El tema del diseño era lo que realmente me tiraba, me apasionaba, y ahí sí me veía. Ese es el camino que decidí tomar. Al final he podido reunir un gran equipo con Héctor Silva, que había trabajado con el mítico Pedro “Speedy” González, y se encarga de la aerografía, Pol Sancha en producción, Salvador Ubach, el hermano de Simeó Ubach, un comercial externo que es Quim Falcó y Arnau Montalà que es nuestro mecánico y transformador. Un equipazo del que estoy orgulloso y con el que estamos logrando grandes cosas.

Y poco a poco y gracias a tus contactos te vas abriendo camino. No sólo pintas cascos o haces gráficos para moto “on demand” sino que amplías tu cartera de clientes con marcas como Husqvarna España, KTM España, pintas los cascos de pilotos… En definitiva, vas creciendo, y lo haces de la mano de las marcas más importantes del país…

Sí, así es. El hecho de llevar toda la vida corriendo hace que la gran mayoría de mis amigos y conocidos provengan de este pequeño mundo de las motos, pero el secreto no está aquí, el secreto es el mismo que en todo. Ser serio, cumplidor, respetar los plazos, atender correctamente al cliente, hacer de sus problemas los tuyos, disciplina… todo esto es lo que te lleva a tener éxito en este mundo. Lo cierto es que cubrimos una serie de equipos, algo que pretendemos ampliar pero claro, la situación actual nos ha llevado a dejar el proyecto en stand by, pero sí, te puedo decir que actualmente estamos haciendo los diseños de las motos de KTM España, Husqvarna España, Ausió Racing Team, Honda Impala, Eric Augè, Jezyk Racing o el team Sixlyon. En cuanto a pintura estamos trabajando para Monster en la sección de bicis, pintando cascos y demás. Como sabes, uno de mis fuertes es el diseño gráfico, y ya hace un par de años estamos haciendo los diseños de las motos de trial Vértigo, no todas, pero sí que estamos ahí.

No sólo eso, poco a poco te abres a crear merchandising y accesorios, estás en constante evolución… ¡Estás incluso llevando el merchandising de pilotos de muy alto nivel!

Sí, tenemos un pequeño catálogo de merchandising que como te he comentado algo comercializamos, queremos ir ampliando, ya que es un buen nicho de mercado, y a buen seguro iréis viendo novedades poco a poco. Llevamos el merchandising de Joan Barreda, piloto del que somos muy amigos desde mis épocas en el enduro. Un día decidimos lanzar una línea de merchandising, le ayudamos con lo que podemos, ya sean logos, adhesivos o diseños de casco. Es más bien algo entre amigos, pero sí, se puede decir que me he metido también en ese tema con Joan.

Y como es lógico, con el crecimiento de la empresa, las instalaciones también han crecido…

Sí, la verdad es que en los últimos años hemos crecido bastante y nos hemos visto obligados a movernos. Hemos comprado una nueva nave de 500m2, con oficinas, zona de pintura, zona de diseño… unas buenas instalaciones para poder trabajar como es debido. Las hemos decorado a nuestro gusto, tenemos motos restauradas por todas partes, una Bultaco Pursang, una KX125 de 1993, una CR250R de 2004, una CR125R del 2006, una RM250 de 1992… todas ellas trabajadas a conciencia por Arnau Montalá con la ayuda de Salvador Ubach. Son nuestras reliquias y dan una personalidad muy marcada a las instalaciones. Son nuestras raíces. Pero no sólo eso, es que partiendo de esto nos estamos metiendo también en temas de restauración de motos, ya sean motos de cross antíguas, de los ’90 que tanto se lleva ahora, transformaciones en café racers… lo que sea. Vamos, que te podemos restaurar una Honda Elsinore, hace una café racer partiendo de una BMW o restaurarte una Montesa Impala del 68.

Tenemos entendido que acabas de lanzar una web.

Sí! Sacamos web nueva! Echadle un vistazo http://livingthisbikelife.com mucho merchandising, mucho lifestyle, una web que muestra muy bien nuestro estilo. Una web que la verdad es que sale bastante de lo convencional, muy punk, muy alternativa, no tiene nada que ver con las típicas webs de la industria, es una fiel retrato del equipo de Living This Bike Life. Estamos muy contentos con esta imagen, porque, como te decía, a pesar de tener unas premisas muy marcadas en cuanto a una disciplina de trabajo, lo cierto es que somos muy de la escena alternativa, no somos para nada un grupo de gente convencional, y quizá ahí radique el éxito del equipo.

¿Qué es lo siguiente? ¿Qué caminos quieres explorar una vez tengas todas estas novedades ya implantadas? ¿Planes?

La idea es seguir creciendo de la manera más sostenible posible, haciendo las cosas paso a paso y con tranquilidad. Seguir creciendo y tratar de lanzar más producto propio, implantar bien nuestra imagen de marca y darnos a conocer ya fuera del ámibito local, que la gente sea consciente de nuestra producción, de nuesto producto, pretendemos darnos a conocer como una marca algo alternativa, no tan corporativa como otras, buscar diseños propios, exclusivos y labrarnos una imagen y fututo por nosotros mismos. Queremos ser reconocidos por nuestros méritos siguiendo un camino distinto.

Supongamos que como piloto quiero unos adhesivos para mi moto, o un casco customizado. Cuéntanos, ¿qué pasos hay que seguir? ¿Qué debo hacer? ¿Cuánto tardáis en tener mi pedido listo y en mi casa?

Es un proceso bastante sencillo. El cliente nos contacta vía mail, suele ser lo más efectivo. El cliente a veces tiene muy claro lo que quiere, otras no tanto, pero con sus indicaciones en unos dos o tres días tenemos una propuesta de diseño ya en marcha que le hacemos llegar. A partir de ahí estamos sujetos a los cambios que quiera hacer el cliente, a veces es un color, otras es un ribete, en otras se coloca un logo aquí o allí. Una vez tenemos ya el ok del cliente nos ponemos a trabajar sobre el producto en sí. Este trabajo suele durar unos dos o tres días más, una vez terminado se envía por mensajería 24h. Evidentemente, no todo es tan fácil, los cascos cuestan más de producir dado que hay un diseño previo y un tratamiento sobre el casco, lijado, imprimación y preparación, pintura y secado. Esto, como es natural, conlleva un proceso más lento y depende directamente de la dificultad del diseño, no es lo mismo un casco básicamente sólido de un color que un casco réplica de los ’90 con mucho colorido y formas. Pero básicamente este es el proceso.

Texto: Daniel Makx | Imágen Principal: Living This Bike Life

Share